Entradas con la etiqueta ‘web 2.0’

Elearning en el desarrollo de las Pymes: las potencialidades de la Web 2.0

Las estrategias principales que requieren actualmente las Pymes incluyen:

  • Gestión y procesamiento de la información.
  • Pensamiento estratégico, crítico y analítico.
  • Gestión de los negocios.
  • Toma de decisiones y la resolución de problemas.
  • Competencia comunicativa.
  • Trabajo en equipo y liderazgo.
  • Servicio al cliente.
  • Aprendizaje basado en equipos.


Los diferentes métodos utilizados por las Pymes para desarrollar algunas de estas destrezas son:

  • Visitas a exposiciones y ferias.
  • Cursos, seminarios y conferencias a cargo de profesionales externos.
  • Auto-aprendizaje, por ejemplo, a través de lecturas de material relevante.
  • Cooperación con consultores y asesores externos.
  • Reunión entre personal para intercambiar ideas, mejores prácticas, etc.
  • Tutorías informales entre compañeros, por ejemplo, un empleado con más experiencia en un determinado puesto de trabajo supervisando el trabajo de un nuevo empleado.


Sin embargo, también existen empresas en las que no se adopta ninguno de estos métodos, o no existe ningún tipo de capacitación. Esta falta de estrategias de formación, sin dudas, afectará, a corto o largo plazo, la productividad de la empresa.


Para una Pyme administrar y mantener su negocio e invertir en programas de capacitación al mismo tiempo, puede resultar muy complicado. Las razones son variadas:

  • Falta de fondos suficientes para invertir en programas de capacitación y en nuevas tecnologías.
  • Falta de una variada oferta educativa de cursos adaptados a necesidades específicas.
  • Falta de capacitación en cuanto al uso de las nuevas tecnologías.
  • Falta de motivación por parte de los empleados y/o gerentes.
  • Falta de una adecuada planeación y guía.
  • Falta de tiempo.
  • Falta de información acerca de los beneficios de las tecnologías educativas.
  • Adopción de métodos de enseñanza más tradicionales.


Muchos de los emprendimientos pequeños y medianos carecen de una cultura de aprendizaje formal, y su prioridad es generar ganancias. Por esta razón, los beneficios de la capacitación que justifiquen una inversión deben ser siempre claros y medibles. Teniendo en cuenta este contexto, la Web 2.0 puede convertirse en una poderosa herramienta para que las Pymes puedan innovar y desarrollar nuevas capacidades.


No sólo se trata de la formación a través de la gestión del conocimiento sino también de hacer que el conocimiento sea accesible para resolver necesidades puntuales de formación.


Entre algunas de las posibilidades que ofrece la Web 2.0 para el desarrollo de las Pymes, encontramos:

  1. Creación de un blog de la organización para:
    • Actualización y distribución de la información.
    • Personalización de la capacitación. Las herramientas de comunicación de la Web 2.0 permiten a los estudiantes crear su propio contenido y atender sus propias necesidades de formación.
  2. Uso de escenarios para el aprendizaje basado en problemas en los siguientes aspectos:
    • Administración: planeando y formulando estrategias, usando información real, y ejemplos de otras empresas.
    • Marketing: usando redes sociales como Linkedin para encontrar nuevos clientes e identificar sus necesidades.
    • Producción: describiendo nuevos productos y servicios mientras se participa en blogs profesionales.


La Web 2.0, a través de su flexibilidad y facilidad de acceso, posibilita el aprendizaje constante y a largo plazo, teniendo el potencial de transformar cómo y cuándo aprenden los estudiantes. Estas nuevas tecnologías satisfacen las necesidades de formación individuales y son un catalizador para el cambio y la integración dentro de las empresas.


Bibliografía

  • Hamburg, Ileana y Hall Timothy (2008). Informal learning and the use of the Web 2.0 within SME training strategies. (En español, Aprendizaje informal y el uso de la Web 2.0 en estrategias de capacitación dentro de las Pymes). En e-Learning Papers. [En línea]. Documento disponible en: www.elearningpapers.eu

Modalidades de formación: la mejor opción

Tipos de educación: comparación

Educación presencial Educación en línea Educación basada en la Web 2.0
Accesibilidad La asistencia frecuente puede verse afectada por la poca flexibilidad en cuanto a horarios y espacios. No sólo facilita el acceso a nivel local gracias a una mayor flexibilidad horaria, sino que también permite superar barreras de espacio. Esta modalidad es más difícil de implementar puesto que requiere, por un lado, una participación activa de todos los agentes y, por el otro, tecnologías más potentes.
Comunicación El método tradicional permite una interacción cara a cara entre el alumno y el instructor. Algunas personas no se sienten cómodas con la interacción virtual permanente. Las variadas herramientas colaborativas promueven la interacción uno a uno y también la grupal.
Enfoque En su mayoría, los cursos tradicionales se centran en el docente. La enseñanza se centra en los estudiantes. La enseñanza se centra en el aprendizaje entre pares.
Seguimiento El docente en persona es quien monitorea el progreso de los estudiantes. Automatización de los sistemas de seguimiento y control de los estudiantes. Si la interacción entre estudiante y tutor/pares no es efectiva, el estudiante puede sentirse aislado.
El rol del docente El docente siempre está disponible en persona para responder preguntas. Pero, generalmente, adopta el rol de “conocedor” indiscutible. El docente-tutor adopta el rol de facilitador, interviene para guiar al alumno en su proceso de aprendizaje. El entorno virtual hace que los tutores sean más flexibles y las herramientas colaborativas facilitan la comunicación escrita y también a través de medios audiovisuales.
Desarrollo de destrezas Se adquieren las destrezas básicas para la inserción laboral, la interacción con pares, etc. Las actividades que se proponen generalmente en este tipo de cursos son simulaciones del mundo real que preparan mejor a los estudiantes para el análisis y resolución de problemas. La capacidad de investigación y el uso de herramientas tecnológicas que demanda la participación en la Web 2.0 son críticas para el desarrollo profesional.
Participación La participación de los estudiantes es, muchas veces, desigual. Algunos participan demasiado, y esto puede inhibir a los estudiantes más tímidos. El tipo de comunicación es más equitativo y menos intimidante, lo cual redunda en una mayor participación. Por otra parte, la asistencia a la clase sólo se hace evidente cuando el estudiante participa. La incorporación de redes sociales, el mayor uso de herramientas comunicativas, la interacción con estudiantes de todo el mundo, promueven la participación individual y la interacción entre estudiantes.
Costos Al costo del curso deben sumarse costos secundarios como, por ejemplo, el transporte. Menos costosa. El costo de este tipo de formación depende del tipo de tecnología que se implemente. Pero, al analizar la relación costo-beneficio, la inversión vale la pena.
Materiales Los cursos tradicionales, generalmente, se valen de fotocopias y toma de apuntes. Existe una gran variedad de materiales disponibles en línea. Los materiales pueden crearse, manipularse, actualizarse y mejorarse, constantemente como, por ejemplo, las Wikis.
Actualización Muchas veces, en los cursos presenciales, encontramos la misma bibliografía y material de referencia año tras año. Plataformas como Moodle, a través del estándar SCORM, permiten actualizar y reutilizar recursos fácilmente. Nuevos conceptos y hallazgos pueden ser incorporados fácil y rápidamente.


Es necesario definir con precisión los objetivos de formación que persigue su empresa, así como también tener en cuenta factores relacionados con la accesibilidad, la participación y los costos, la actualización de materiales, las distintas herramientas tecnológicas y las destrezas que se buscan mejorar para poder elegir la mejor modalidad para una intervención formativa eficaz.


En síntesis

La educación presencial permite una interacción más “cercana”, por así decirlo, entre el instructor y lo alumnos; pero, condiciona la participación de algunos estudiantes, y no ofrece una flexibilidad de horarios ni una actualización de contenidos de la misma manera que las modalidades que emplean la tecnología e-learning. Estas últimas se caracterizan por ser propuestas centradas en el alumno que promueve la interacción y la colaboración con el tutor y entre pares, a través de una amplia gama de recursos que pueden crearse, manipularse, actualizarse y mejorarse de acuerdo con las necesidades específicas de formación.


Bibliografía


12 ventajas del e-learning

Existen diferentes posturas con respecto a este complejo interrogante, puesto que, a la hora de presentar evidencia empírica a favor o en contra del e-learning como metodología, son numerosas las variables a tener en cuenta. Algunos “tradicionalistas” rechazan todo tipo de innovación en el ámbito educativo, ya sea por miedo, desconocimiento, desinterés o por la seguridad que ofrecen los modelos convencionales.


También, hay quienes defienden la implementación del e-learning y ostentan ir a la vanguardia con las NTIC [Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación], pero sus aplicaciones tecnológicas no llegan a explotar ni profundizar adecuadamente los verdaderos beneficios del e-learning. Por otra parte, estamos quienes abogamos por un proceso de enseñanza y aprendizaje en un entorno educativo más dinámico a través del uso de la tecnología. Considero, entonces que el e-learning es más que una tecnología extravagante para estar a la moda y a continuación, destaco las ventajas que ofrece este sistema (Rendall, 1988, cit. por Davies, 2008; Hamilton, 1999, cit. por Davies, 2008; Davies, 2008; Villar, en preparación):


1. Se centra en el estudiante

Partiendo desde el análisis de necesidades para la selección y adaptación de contenidos hasta la facilidad de acceso de acuerdo según sus posibilidades, el estudiante es considerado el protagonista activo de su propio proceso formativo. Así, la formación personalizada, el control del propio progreso, y los ritmos de aprendizaje individuales adquieren especial relevancia.


2. Permite a los estudiantes crear sus propios esquemas cognitivos

El aprendizaje significativo requiere que el estudiante se involucre de forma activa en su proceso de formación y lo construya a partir de sus experiencias, conocimientos, esquemas y estrategias, que irá remodelando progresivamente. A través del entrenamiento en actividades comunicativas e interactivas, “se ensamblan aprendizaje y uso” (Fernández López, 2004).


3. Favorece la comunicación

Si buscamos crear redes de aprendizaje y puntos de encuentro entre todos los participantes del proceso educativo como así también desarrollar en los estudiantes competencias para interactuar y producir mensajes eficaces, las herramientas de comunicación tales como e-mails, chats y videoconferencias ofrecen una oportunidad inmejorable (Ramírez: 2005).


4. Ofrece todo el potencial de la interactividad

Motivando a los estudiantes a controlar la cantidad y secuenciación de los contenidos, invitándolos tanto a la acción como a la reflexión y ofreciéndoles un feedback inmediato por medio de un diálogo significativo con el ordenador.


5. Promueve una participación activa

Desde el surgimiento de la Web 2.0, la red ofrece una amplia variedad de sitios web de naturaleza social, que fomentan la participación entre comunidades de usuarios a través de servicios como blogs y wikis con el objetivo de intercambiar y compartir ideas y conocimientos./p>


6. Desarrolla estrategias

Las aplicaciones multimedia pueden activar el uso de estrategias cognitivas, metacognitivas y sociales a partir de tareas como búsqueda y análisis de información, organización y planificación del aprendizaje y participación en tareas colaborativas (conf.5).


7. Desarrolla destrezas

Las abundantes oportunidades de práctica y comunicación, la exposición a material auténtico en diferentes idiomas y la diversidad de recursos que ofrece el e-learning contribuyen, por ejemplo, al desarrollo de destrezas de producción y comprensión en el contexto de enseñanza de lenguas.


8. Ofrece una amplia variedad de recursos

El e-learning permite la combinación de diferentes materiales auditivos, visuales y audiovisuales, la utilización de distintas fuentes para consultas e investigación, una secuenciación de tareas más efectiva y numerosas oportunidades de práctica, respondiendo a estilos de aprendizaje distintos.


9. Permite la actualización y reutilización de contenidos

En los cursos de e-learning se puede incorporar cualquier modificación en cualquier momento, de acuerdo con las necesidades, intereses y comentarios de los usuarios, lo cual permite mejorar y personalizar aún más el sistema.


10. Permite un seguimiento exhaustivo del proceso de formación

El sistema de e-learning permite llevar un registro minucioso de datos referentes, por ejemplo, al número de veces de conexión del usuario, la comunicación entre usuarios, los ejercicios realizados, los resultados obtenidos y las páginas visitadas a modo de fuentes de consulta. Posteriormente, estos datos se detallan en un informe.


11. Facilita el acceso a una amplia oferta educativa

Gracias a la independencia geográfica, se logra superar las barreras tanto temporales como espaciales en beneficio de la formación de personas que viven en lugares alejados, que tienen alguna discapacidad física o que, por cualquier otro motivo, se ven imposibilitados de asistir a un centro de formación.


12. Representa una gran ventaja económica

Al analizar la relación costo-beneficioso a la hora de implementar este sistema, el resultado es concluyente: formación personalizada, óptimas oportunidades de comunicación, y una vasta fuente de recursos multimedia a disposición del usuario a un costo relativamente bajo.


Conclusión

“La importancia del e-learning para la formación, no se encuentra en su dimensión técnica, sino más bien en el control y en la significación de una serie de variables, como son la forma de presentar los contenidos, el papel del profesor y los alumnos, las herramientas de comunicación sincrónicas y asincrónicas que se utilicen y su forma de concreción en el acto didáctico, las estrategias didácticas que se movilicen, la atención a los aspectos organizativos y las e-actividades que pongamos en funcionamiento” (Cabero, 2006).


En síntesis, la efectividad del e-learning como tecnología educativa no depende tanto de factores técnicos, sino más bien de un buen sustento pedagógico y didáctico que nos permita aprovechar al máximo las ventajas aquí detalladas, creando productos multimedia educativos y sistemas de gestión de recursos de mayor calidad.


Referencias

  • Cabero, J. (2006). Bases pedagógicas del e-learning en Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento. Vol. 3-No 1. [En línea]. Documento disponible en: http://dialnet.unirioja.es/servlet/oaiart?codigo=1970689
  • Davies G. & Hewer S. (2008) Introduction to new technologies and how they can contribute to language learning and teaching. Módulo 1.1 en Davies G. (ed.) Information and Communications Technology for Language Teachers (ICT4LT), Slough, Thames Valley University [En línea]. Documento disponible en: http://www.ict4lt.org/en/en_mod1-1.htm
  • Davies G. (2008) How effective is the use of ICT in language learning and teaching? A small-scale investigation by Graham Davies. En Davies G. (ed.) Information and Communications Technology for Language Teachers (ICT4LT), Slough, Thames Valley University [En línea]. Documento disponible en: http://www.ict4lt.org/en/ICT_Effectiveness.doc
  • Davies G., Hamilton R., Weidmann B., Gabel S., Legenhausen L., Meus V. & Myers S. (2009) Managing a multimedia language centre. Módulo 3.1 en Davies G. (ed.) Information and Communications Technology for Language Teachers (ICT4LT), Slough, Thames Valley University [En línea]. Documento disponible en: http://www.ict4lt.org/en/en_mod3-1.htm
  • Essain, V. (2009).  ¿Educación online versus educación presencial? en revista Learning Review, Edición No 26, págs. 18-20. [En línea]. Documento disponible en: http://www.learningreview.com/informes-especiales-lr/guia-anual-oferta-de-formacion-online/educacion-online-versus-educacion-presencial–1478.html
  • Fernández López, Sonsoles (2004). Vademécum para la formación de profesores. Enseñar español como segunda lengua. Coord. Jesús Sánchez Lobato e Isabel S. Gallardo. Madrid. SGEL.
  • Ramírez, R. (2005) Ventajas pedagógicas de las aulas virtuales para el apoyo de la educación presencial. [En línea]. Documento disponible en: http://www.aulaglobal.net.ve/observatorio/articles.php?lng=es&pg=114
  • Sharon, I. (2009). ¿Qué sistema de desarrollo de competencia es más eficaz? [En línea]. Entrada de blog disponible en: http://www.e-learningsocial.com/blog.php?user=isaiassharon&blogentry_id=12
  • Villar, M. A. (En preparación) Modelización lingüística de folletos de promoción turística en línea y aplicaciones pedagógicas con asistencia computacional. Tesis para optar al título de Magíster en Lingüística Aplicada, Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, Argentina.