Entradas con la etiqueta ‘experiencia’

Proveedores de elearning: las 5 características más valoradas por los clientes

  1. El rol del proveedor de elearning como socio experimentado. Si logramos posicionarnos como expertos capaces de brindar una mirada fresca e innovadora a los procesos de formación estamos cumpliendo con el aspecto más valorado por los clientes. Demostrar que tenemos el conocimiento didáctico y específico que requiere cada negocio junto con la experiencia necesaria en la industria del e-Learning para brindar un soporte adecuado durante el proceso de desarrollo es un aspecto fundamental. De esta manera, el cliente se siente acompañado y comprendido en su problemática y necesidades de formación.
  2. Comprensión de la complejidad de un proyecto de e-Learning. Esto tiene mucho que ver con el conocimiento y la experiencia que mencionábamos anteriormente. Un conocimiento profundo acerca de los aspectos didácticos del desarrollo del contenido e información relevante de acuerdo con la realidad particular de cada organización permite desarrollar soluciones eficientes. Es poco probable que un cliente satisfecho con el servicio que recibió decida cambiar; por esta razón, es muy importante poder aportar un material de calidad, y principalmente, acorde con las características únicas de la empresa.
  3. La capacidad de planificación y cumplimiento de plazos. Si bien debemos reconocer que existen múltiples variables que pueden incidir en el desarrollo de un proyecto, gran parte del profesionalismo de un proveedor radica en su capacidad para planificar y gestionar un proyecto en tiempo y forma. Por eso, resulta fundamental el rol del Project Leader, cuya tarea es organizar, prever y administrar los resultados como así también los tiempos en cada etapa a fin de evitar diferencias radicales entre lo pautado en la etapa pre-consumo y el producto que se entrega posteriormente.
  4. Flexibilidad para enfrentar inconvenientes. El desarrollo de productos educativos en e-Learning requiere, por un lado, una determinada expertise por parte del proveedor y, por el otro, diferentes etapas de negociación que involucran tanto al proveedor como a los inversionistas para validar el contenido (entiéndase contenido como conocimiento, destrezas, etc) que se busca impartir. En este sentido, se valora tanto la disposición del especialista en e-Learning para resolver posibles problemas en cuanto al curso como su “paciencia” y flexibilidad para desarrollar conjuntamente con el cliente el producto deseado.
  5. Entrega de un producto de calidad. No sólo se trata de “virtualizar” el contenido, sino de construir una verdadera experiencia de aprendizaje que sea innovadora, atractiva y relevante para los destinatarios del curso. Además, es preciso realizar un control de calidad serio a modo de estudio piloto y, una vez implementado el curso, ofrecer un soporte a posteriori que permita actualizar y mejorar aún más el producto.


Conclusión

Experiencia, conocimiento, capacidad de planificación, flexibilidad y soporte son las cualidades que buscan nuestros clientes durante el desarrollo de un producto de e-Learning. La clave esencial es, entonces, conocer nuestras potencialidades como proveedores, evaluarnos y superarnos para poder ofrecer lo que se espera de nosotros y más.


Bibliografía


Criterios para elegir un proveedor de e-learning

¿Cómo elegir un proveedor de e-learning?

La capacidad de ofrecer una formación just-in-time o just-for-me, adaptándose a diferentes grupos, geográficamente dispersos y con disponibilidades y horarios dispares, ha convertido al e-learning en el método de formación no tradicional más utilizado en los últimos años (Muñinos, 2007). Sumado a esto, encontramos una necesidad de capacitación constante y el deseo de muchas organizaciones de ofrecer estrategias formativas “modernas” que impliquen una adecuada gestión del conocimiento. En respuesta a esta creciente demanda, han surgido muchas empresas orientadas a brindar soluciones relacionadas con la teleformación.


Sin embargo, tal como sostiene Luis Miguel Muñoz, gerente de la Sociedad de Proveedores de e-Learning (España) “colocar on line un PDF que no está preparado para la ejecución a través de Internet o abrir una dirección de correo electrónico para recibir consultas no es e-learning. Hoy cualquiera que sepa usar una plataforma gratuita y pasar una presentación en Powerpoint o un documento Word a ese formato se cree capacitado para formar por e-learning” (cit. por Muñinos, 2007). Implementar un proyecto de e-learning que evidencie calidad y profesionalismo significa, sin lugar a dudas, mucho más que eso. Por esta razón, vale la pena tomarse algún tiempo para evaluar posibles proveedores teniendo en cuenta los siguientes aspectos:



La capacidad de ofrecer una formación just-in-time o just-for-me, adaptándose a diferentes grupos, geográficamente dispersos y con disponibilidades y horarios dispares, ha convertido al e-learning en el método de formación no tradicional más utilizado en los últimos años (Muñinos, 2007). Sumado a esto, encontramos una necesidad de capacitación constante y el deseo de muchas organizaciones de ofrecer estrategias formativas “modernas” que impliquen una adecuada gestión del conocimiento. En respuesta a esta creciente demanda, han surgido muchas empresas orientadas a brindar soluciones relacionadas con la teleformación.


1. Experiencia y resultados concretos

La experiencia en el diseño e implementación de proyectos de e-learning en diferentes sectores y, especialmente, en el área de trabajo que los clientes solicitan es esencial a la hora de elegir un proveedor (Alonso Codina, 2003). Por otra parte, son numerosos los servicios y las tecnologías que ofrece Internet por lo que un vasto conocimiento en el desarrollo y utilización de aplicaciones web es fundamental para determinar cuáles son las mejores soluciones para cada cliente y brindarle el soporte adecuado. Además, la experiencia que se sustenta en resultados concretos y casos de éxito transmite confianza y refleja un compromiso serio por parte del proveedor. Disponer de demos que demuestren la experiencia en el desarrollo de contenidos para e-learning facilitará la evaluación de la eficacia de los productos que se ofrecen.


2. Análisis previo y una propuesta clara

Un proveedor serio demuestra interés por su cliente a través de un estudio preliminar que le permite ofrecer rápidamente una propuesta adecuada teniendo en cuenta las características de los contenidos, las necesidades metodológicas, el contexto de aplicación del proyecto de e-learning y las expectativas de formación. De esta manera, el proveedor demostrará que puede entender las demandas y la realidad corporativa como así también los valores internos de la empresa, lo cual facilitará la interconexión y la colaboración para alcanzar un objetivo común.


3. Desarrollo de contenidos

Con respecto a los contenidos, son varios los aspectos a tener en cuenta. Por ejemplo, se debe constatar si el proveedor tiene diseñadores instruccionales y asesores pedagógicos con experiencia, si puede ofrecer una solución personalizada de acuerdo con las necesidades planteadas o brinda contenidos estándar, si puede desarrollar contenidos tanto en español como en inglés, lo cual ampliaría la oferta formativa y la posibilidad de inserción en mercados internacionales, y si los productos muestran un diseño instruccional consistente. Aquí también juegan un papel importante los estándares aplicados a las TIC en educación, especialmente, el empaquetamiento de contenidos SCORM, lo cual facilita la interoperabilidad de contenidos en distintos entornos de aprendizaje como así también la usabilidad e integración en el desarrollo de cursos más rentables.


4. Especialización

La especialización es la gran exigencia de las empresas actuales, pero también es uno de los requisitos más difíciles de cumplir. Son muy pocos los proveedores que exploran este terreno como vía de crecimiento. “La primera impresión es que todos ofrecen servicios similares, con lo que no facilitan la elección al cliente -dice Agustín Moreno, responsable de Formación y Desarrollo de Operaciones de Caprabo-. Personalmente, me gustaría saber cuáles son los puntos fuertes de un proveedor, en qué se diferencia con respecto a la competencia, en qué tipo de acción formativa me garantiza el éxito” (cit. por Muñinos, 2007).


5. Versatilidad y creatividad

La creatividad y adaptabilidad de la capacitación y del desarrollo de contenidos son características que marcan una gran diferencia entre proveedores. No todos pueden ofrecer una variedad de actividades interactivas capaces de emular situaciones de la vida real, tales como simulaciones de calidad y juegos sustentados en principios pedagógicos. Como dijimos anteriormente, el e-learning no se trata sólo de un texto informativo en PDF, tiene que ver con una combinación apropiada de recursos multimediales flexibles a las necesidades del cliente y atractivos para todos los participantes involucrados en el proceso formativo con el fin de estimular el aprendizaje y facilitar la comprensión de la información.


6. Equipo de trabajo para el diseño, la implementación y el soporte técnico

Ya habíamos mencionado la importancia de asesores pedagógicos y diseñadores instruccionales para el desarrollo de contenidos. Para la etapa de implementación y soporte técnico, es necesario un equipo de trabajo calificado integrado por ingenieros, analistas de sistemas, consultores y programadores. Así, se conjuga un amplio conocimiento de ingeniería de software, pedagogía y tecnologías de la información y comunicación (TIC) con el objetivo de ofrecer soluciones adecuadas a cada cliente y desarrollar sistemas educativos integrales de la manera más eficiente.


Conclusión

Profesionalismo, calidad, especialización, originalidad, innovación, equipos de trabajo con una experiencia sólida, capacidad logística, propuestas de formación claras y personalizadas y capacidad para adaptarse tanto a las necesidades como a las exigencias corporativas son algunas de las demandas que realizan las organizaciones dispuestas a invertir en la formación de sus empleados. Justamente, porque significa una inversión importante y requiere un esfuerzo organizativo, es necesario saber cómo elegir un proveedor de e-learning capaz de garantizar el éxito de sus proyectos.


Referencias