Mayra Villar | 8 de julio de 2011

Educación a través de Internet: 6 cambios, 6 oportunidades

Tradicionalmente, crecimos con la idea de que el aprendizaje solo tiene lugar en las aulas, con un libro en el pupitre y escuchando atentamente al maestro durante un cierto número de horas. Pero, la verdad es que los seres humanos aprendemos todo el tiempo sin depender de un contexto o una persona determinada. Esta posibilidad de aprender en cualquier lugar y en cualquier momento es la que busca aprovechar la educación a través de Internet.


Cambios Oportunidades
1) Materiales de enseñanza Los materiales de apoyo y consulta ya no se limitan a libros. Hoy por hoy, la información más variada y actualizada se encuentra en Internet que se ha convertido en la fuente más consultada. La información es vasta, encontramos diferentes recursos multimedia y ya no existen barreras geográficas por lo que podemos contactarnos con expertos o escuchar sus conferencias aunque estemos a kilómetros de distancia.
2) Rol y características de los estudiantes Los estudiantes han asimilado la tarea de búsqueda y síntesis de la información disponible en Internet.

Los estudiantes en línea deben ser más disciplinados y estar más comprometidos con su aprendizaje.

Utilizar la información de acuerdo con necesidades específicas da origen a los conceptos de aprendizaje informal y autoaprendizaje en entornos personales de aprendizaje (PLE, del término en inglés Personal Learning Environments), donde el estudiante está motivado a aprender porque puede seleccionar los contenidos que le resultan útiles.
3) Rol y características de los tutores Inevitablemente, también ha cambiado el rol del profesor que se ha convertido en un facilitador de los procesos de enseñanza -aprendizaje y cuya función principal es construir el conocimiento en estrecha colaboración con los estudiantes y los recursos.

Además, los tutores virtuales han tenido que capacitarse en el uso de tecnología, recrear contenidos y actualizar sus métodos para adaptarlos a este tipo de enseñanza.

Nuevas formas de planear, organizar, controlar y monitorizar el proceso de enseñanza–aprendizaje permiten que los cursos de capacitación se ajusten a las necesidades de la sociedad del conocimiento.
4) Accesibilidad a la educación Si bien desde hace décadas se implementan distintas modalidades de formación a distancia, Internet ha extendido aún más el acceso a la educación sin barreras geográficas o temporales. Sumado a esto, las nuevas tecnologías también buscan brindar la posibilidad de que todas las personas tengan acceso a los servicios de información y comunicación actuales sin importar los impedimentos físicos (visuales, auditivos, etc.) que puedan padecer. Además, de un tiempo a esta parte, se aboga por las posibilidades de las TIC para luchar contra la exclusión social. De esta manera, la educación virtual representa una gran oportunidad para quienes por razones laborales o geográficas no pueden asistir a una universidad o institución educativa y anhelan continuar con su formación. Asimismo, las tecnologías de apoyo que se están desarrollando en la actualidad tales como magnificadores de pantalla, programas de reconocimiento de voz y teclados adaptados buscan garantizar la igualdad de oportunidades para todos los usuarios a pesar de los impedimentos físicos. También, ya existen proyectos de desarrollo comunitario local basados en el uso de las TIC que intentan disminuir las brechas sociales.
5) Organización de la institución En el caso de las universidades que han implementado con éxito campus virtuales, la adopción de tecnologías de aprendizaje les ha demandado un nuevo marco de políticas institucionales y planificación. Así, se han formulado planes estratégicos y operacionales que incluyen guías, procedimientos, mejores prácticas, responsabilidades de los participantes, requerimientos legislativos y estándares de calidad teniendo en cuenta los nuevos escenarios. Además, ha surgido la necesidad de proveer los recursos necesarios e implementar programas internos de capacitación para garantizar que todo el personal y los estudiantes tengan conocimientos informáticos apropiados para ser competentes en el uso de los entornos en línea. Beneficios para la institución: las plataformas de distribución de oferta académica adecuadas permiten que las universidades tengan oportunidades de crecimiento impensadas hasta hace 10 años. También, facilitan la actualización de contenidos y la variedad y versatilidad de la oferta educativa.

Beneficios para los docentes: el uso de las TIC en la educación propicia la capacitación continua, la investigación y la aplicación de metodologías innovadoras.

Beneficios para los estudiantes: los cursos virtuales brindan contenidos adaptados que están disponibles en cualquier momento. Además, estos cursos permiten adquirir competencias y conocimientos que pueden transferirse al ámbito laboral.

6) Interacción entre participantes El tipo de comunicación es más equitativo y menos intimidante, lo cual redunda en una mayor participación. La incorporación de redes sociales, el mayor uso de herramientas comunicativas, la interacción con estudiantes de todo el mundo, promueven tanto la participación individual como la interacción entre estudiantes y profesores. Tiene lugar una interacción virtual entre profesores y estudiantes de diferentes instituciones que antes no era posible. El rol del estudiante adquiere un papel central (aprendizaje autónomo) al mismo tiempo que se promueve el aprendizaje colaborativo a través de actividades colectivas.


Si bien es cierto que el e-learning tiene un largo camino por recorrer, especialmente en Latinoamérica, esta modalidad de formación brinda oportunidades que parecían inasequibles no hace mucho tiempo atrás. Disponer de la más amplia información, adaptar contenidos formativos para que se ajusten a las demandas reales de la sociedad de la información y posicionar a la educación como instrumento fundamental para disminuir las desigualdades sociales son posibilidades que van permeando los límites para comunicarse, para saber, para aprender.


Fuente

  • Chapelle, C. y Jamieson, J (2008). Tips for Teaching with CALL. Practical Approaches to Computer- Assisted Language Learning (en español, Consejos para enseñar con CALL. Enfoques prácticos para el aprendizaje de idiomas con asistencia computacional.) Pearson Education, Inc. Nueva York, Estados Unidos.




Etiquetas: , ,




Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.