Entradas con la etiqueta ‘redes sociales’

Lo que se viene: un cerebro para elearning

Más comunidades, más redes, más interconexiones

  • “El e-learning estará en las redes [sociales] o migrándose a ellas o integrándose a ellas” (Bongiovanni, 2010). A través de la adecuación de las redes sociales a necesidades de capacitación se extiende aún más la posibilidad de interactuar de forma directa con el conocimiento.
  • El desafío será crear “disciplina” con respecto al uso de Internet para gestionar el conocimiento, promover la colaboración y compartir información efectivamente (Chute, 2003). Hoy por hoy, la instrucción en línea no ha alcanzado plenamente estos objetivos.
  • Se buscará entonces gestionar todos estos recursos de conocimiento de manera tal que sean más específicos al contexto y más relevantes para los estudiantes. Esto permitirá también avanzar en la implementación del aprendizaje autónomo para individuos insertos en comunidades virtuales.


Nuevos recursos en la mira

  • Una de las prioridades se centra en el aprovechar el potencial de las herramientas sincrónicas y asincrónicas, pero en conjunto, a fin de crear verdaderas redes de comunicación centradas en el estudiante (Chute, 2003).
  • Se necesitarán nuevas herramientas para almacenar los recursos, fomentar la interacción, el rápido acceso y la disponibilidad constante.
  • En consecuencia, un gran mosaico de entornos de aprendizaje interconectados (ver Figura 1) integrará recursos como voz, videos y datos que estarán disponibles a estudiantes, tutores y expertos a través de múltiples aplicaciones. Si bien ya contamos con estos recursos, las propuestas de capacitación, promoción de estrategias y gestión de conocimiento buscarán emular la complejidad del cerebro humano en cuanto a su capacidad de interacción, comunicación y transmisión de datos entre las unidades que nutren su funcionamiento.


Modelo simplificado del elearning en red
Figura 1. Modelo simplificado del elearning en red (Villar, 2010).


Sabemos que la función biológica más importante que realiza el cerebro es administrar recursos para fomentar ciertos comportamientos. Esos comportamientos se basan en el procesamiento de señales o datos que requiere la capacidad de integración de información existente en el cerebro. De eso también se trata el e-learning en red: administración de recursos, procesamiento de datos e integración de información. Necesitamos comenzar ahora a trabajar en esta dirección y estar preparados para los futuros entornos de e-learning.


Referencias

  • BONGIOVANNI, P. (2010). De la red a la comunidad. [En línea]. Documento disponible en: http://www.learningreview.com/servicios-para-e-learning/2309-de-la-red-a-la-comunidad
  • CHUTE, A. (2003). Knowledge Management (en español, Gestión del conocimiento), en Handbook of distance education (2003). Págs. 297-314. Lawrence Erlbaum Associates, Publishers. New Jersey, USA.
  • VILLAR, M. (2010) Modelización contextual y lingüística de los folletos de promoción turística en línea y aplicaciones pedagógicas informatizadas. Tesis para obtener el título de Magíster en Lingüística Aplicada (En preparación). Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, Argentina.

Consolide su equipo de trabajo y sus negocios con tecnología inteligente

Desarrollo de talentos

Los entornos virtuales permiten administrar de una manera más efectiva una variedad de programas de capacitación orientados a la adquisición de diferentes competencias/habilidades. Así, la oferta educativa puede incluir desde un curso de inducción hasta la capacitación en el uso de reglamentación o equipos complejos.


Construcción del conocimiento

La mayor parte del conocimiento y aprendizaje real dentro de una organización se adquieren principalmente en el trabajo y a través del intercambio de ideas con compañeros. Este invaluable conocimiento organizativo puede hacerse explícito y aprovecharse mejor a través del uso del e-Learning 2.0.


Comunidades de aprendizaje

El e-Learning 2.0 permite gestionar el conocimiento, favorece la colaboración entre pares, y mejora el desempeño del personal. Cuando se alienta la creación de pequeñas comunidades de aprendizaje dentro de las empresas, se pueden discutir nuevas ideas, sugerir mejores prácticas a través de un blog institucional, por ejemplo. Se trata de compartir ideas e interactuar entre todos, estableciendo vínculos más fuertes entre el personal.


Redes sociales

Sin lugar a dudas, la colaboración entre empleados favorece el desempeño individual, y en consecuencia, la productividad de la empresa. Los entornos de aprendizaje virtual permiten desarrollar nuevos canales de comunicación con compañeros, clientes, asesores y socios potenciales. Las redes internas y externas de profesionales son fundamentales para el crecimiento de una empresa.


Asegurarse de que su equipo de trabajo cuente con el conocimiento y las destrezas adecuados para alcanzar los objetivos de su empresa es un aspecto imperativo a la hora enfrentar nuevos desafíos y garantizar el crecimiento. Las tecnologías educativas contribuyen con la optimización de los procesos de formación a través de iniciativas de aprendizaje basadas en necesidades específicas y en nuevos canales de comunicación.


Bibliografía

  • Hamburg, Ileana y Hall Timothy (2008). Informal learning and the use of the Web 2.0 within SME training strategies. (En español, Aprendizaje informal y el uso de la Web 2.0 en estrategias de capacitación dentro de las Pymes). En e-Learning Papers. [En línea]. Documento disponible en: www.elearningpapers.eu