Mayra Villar | 21 de marzo de 2011

La agenda de un sistema de gestión del aprendizaje

En su artículo A day in the life of a learning management system, Clive Shepherd muestra una interesante metáfora de un día en la vida de un sistema de gestión del aprendizaje. El autor retrata ingeniosamente todas las funciones básicas que un LMS realiza en su “ardua jornada laboral”. Aunque este artículo ya tiene algunos añitos, me pareció interesante destacar los puntos más relevantes de esta singular descripción a fin de evaluar las potencialidades que puede ofrecer este tipo de sistemas en cada etapa del proceso de aprendizaje.


Un día en la vida de un sistema de gestión del aprendizaje


9 a.m. Evaluación del trabajo

  • Un LMS comienza su día registrando las destrezas y competencias que una organización busca desarrollar.
  • Organiza esta información sistemáticamente y construye las bases para la planeación del currículum.


10 a.m. Evaluación de los estudiantes

  • Evaluar las competencias y capacidades así como también las necesidades de los destinatarios del curso es la siguiente tarea en la rutina lógica de un LMS.
  • Distintos LMS ofrecen formas diferentes de evaluar las capacidades de los estudiantes en relación con los requisitos del trabajo y de llevar un registro del progreso de los estudiantes hacia la consecución de los objetivos del curso.


11 a.m. Análisis de las deficiencias

  • Cuando un LMS evalúa las capacidades de los estudiantes en relación con los requisitos de trabajo, analiza también las deficiencias en la capacitación, es decir, las destrezas y capacidades que demanda un determinado trabajo y lo que el estudiante puede ofrecer realmente.


12 a.m. Creación de recursos

  • La mayoría de los LMS ofrecen tanto la posibilidad de crear materiales didácticos como incorporar recursos creados con otras herramientas gracias al estándar SCORM.


1 p.m. Organización de recursos

  • Un LMS puede ofrecer una lista completa de recursos disponibles, incluyendo cursos en línea y, también, eventos, y materiales en distintos formatos, tales como CD-ROM, libros, videos, etc.


2 p.m. Selección de recursos

  • Un LMS puede actuar como un filtro y ayudarnos a encontrar los cursos que se ajustan con el perfil y requerimientos de quienes recibirán la capacitación.


Son las 2 p.m., pero el LMS no tiene recreos…


3 p.m. Planificación

  • Algunas organizaciones quizá necesiten demandarle mucho más al LMS. Tal vez necesiten planes completos de aprendizaje que el LMS deberá estructurar combinando y secuenciando lógicamente distintos recursos para, luego, asignar esos cursos a los estudiantes de acuerdo con sus necesidades.


4 p.m. Administración del acceso

  • Todo lo referente al permiso para acceder a un curso (registro del estudiante, modalidades de pago, etc) puede administrarse efectivamente desde un LMS.
  • También, se pueden registrar las veces que un estudiante ingresa al sistema, sus contribuciones en foros o chats, etc.


5 p.m. Entrega de recursos en línea

  • Todos los LMS cumplen con la funcionalidad de poner a disposición de los estudiantes materiales en línea para consulta y aprendizaje autónomo.
  • Ya sea como lecciones interactivas o documentos estáticos en diferentes formatos (Word, PDF o PowerPoint) o bien a través de herramientas sincrónicas o asincrónicas, uno de los principales objetivos de un LMS es facilitar el flujo de información y la interacción y colaboración entre participantes.


6 p.m. Monitoreo del progreso

  • El LMS lleva más de ocho horas trabajando pero su día aún no termina. Queda pendiente una tarea muy importante: monitorear el aprendizaje de los e-aprendientes.
  • El LMS puede llevar un registro preciso de la calidad (a través de puntajes en exámenes, por ejemplo) y cantidad (contabilizando la cantidad de horas) de intervenciones de los estudiantes en cada propuesta formativa.


7 p.m. Evaluación de resultados

  • Ahora, el ciclo de trabajo del LMS vuelve a su punto de partida: la evaluación. Aunque esta vez es hora de medir resultados.
  • El LMS nos puede ofrecer una gran cantidad de información acerca de quiénes completaron un curso, sus resultados y logros, sus reacciones, etc.


Aunque parezca que después de tanto trabajo, el LMS está listo para descansar, seguirá trabajando durante toda la noche ya que tiene que garantizar el acceso a los cursos y materiales de instrucción a toda hora. ¿No te gustaría emplear a un administrador tan eficiente en tu empresa?


Fuentes




Etiquetas: , ,




Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.