Mayra Villar | 31 de enero de 2011

La educación superior en el siglo XXI

Es un hecho innegable que los patrones de enseñanza y de divulgación científica han sufrido un cambio profundo en los últimos años. La e-revolución, o el extendido uso de las tecnologías de la información y de la comunicación en distintas áreas de la sociedad, ha traído aparejada una transformación en nuestras conductas cotidianas. En este nuevo escenario, las instituciones de educación superior buscan adaptarse para no perder competitividad.


Grandes desafíos

Una de las principales motivaciones y, a su vez, un gran reto para las universidades actuales tiene que ver con la capacidad de innovación en los programas de estudios a fin brindar a los futuros graduados las herramientas necesarias para desempeñarse con éxito en un mundo signado por el cambio constante y la interconectividad (McNaught et. al., 2006).


El siguiente diagrama muestra los componentes a través de los cuales se gestiona el conocimiento en el siglo XXI (McNaught et. al., 2006). Tres cambios centrales como el e-learning, la gestión de la información y la publicación digital comienzan a influir las políticas institucionales, la forma de acceder a la educación, el desarrollo del currículo y el diseño de materiales. Es evidente la necesidad de una transformación profunda a través de modelos de educación innovadores que atiendan satisfactoriamente las necesidades de los usuarios-estudiantes.



Gestión del conocimiento en el siglo XXI
Figura 1. Gestión del conocimiento en el siglo XXI.


La educación superior debe enfrentar además otros dos desafíos importantes: la capacidad de reestructuración y la predisposición ante el cambio (McKnight, 2006). Las reformas para adaptar los sistemas universitarios e implementar tecnologías educativas buscan renovar los programas de estudio tradicionales y abrir paso hacia nuevas direcciones más sustentables. Tal reestructuración demanda, por otra parte, un cambio de mentalidad de todos los participantes involucrados en los procesos de enseñanza y aprendizaje para concebir a la tecnología como un poderoso instrumento que posibilita, entre otras cosas, la accesibilidad, la comunicación y la colaboración a gran escala.


Primeros pasos en Argentina

  • En 1986, la Universidad de Buenos Aires (UBA) inicia un nuevo proyecto educativo: el Programa de Educación a Distancia de la Universidad de Buenos Aires, UBA XXI, dirigido a personas interesadas en cursar algunas de las materias del Ciclo Básico Común a través de esta modalidad. En la actualidad, dicha universidad también ofrece un entorno virtual, www.ubaxxivirtual.uba.ar, con el objetivo de potenciar la interacción entre docentes y alumnos.
  • En 1999, la Universidad Nacional de Quilmes implementa la primera experiencia en Educación no presencial utilizando TIC en Latinoamérica: la Universidad Virtual de Quilmes. La comunidad UVQ cuenta ya con más de 10.000 miembros.
  • También, hace más de una década que la Universidad Nacional del Litoral ofrece a través de su sistema UNL Virtual, propuestas de educación a distancia a todo el país (cuenta hoy con más de 15.000 estudiantes en todo el territorio nacional). Este programa de educación a distancia busca “promover la democratización del acceso a los conocimientos y a la educación superior”.
  • Desde el año 2004, la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de Catamarca cuenta con un entorno virtual de aprendizaje, donde se dispone de diversos recursos interactivos que los alumnos de la institución pueden consultar.
  • En el 2010, la UTN (ciudad de Mendoza) comienza a implementar el uso de herramientas de enseñanza en línea para las Carreras de Turismo y Hotelería. Además, cuenta con un aula virtual que incluye una interesante oferta de programas de educación a distancia.
  • En términos generales, estos programas con modalidad a distancia ofrecen: (1) ayuda para el ingreso a carreras de grado tradicionales, (2) formación y especialización según las demandas concretas del mercado laboral actual, y (3) actualización docente a través de una modalidad flexible y adecuada con los ritmos y exigencias diarias del estudiante.
  • Estas son solo algunas de las propuestas educativas a distancia actualmente disponibles en el territorio argentino. Según datos publicados en el sitio web Becas & Empleos, el mapa de la educación superior en la Argentina para el 2011 incluye más de 1.000 alternativas bajo esta modalidad.


El siguiente gráfico muestra estimaciones aproximadas de la oferta educativa a través de la modalidad a distancia en nuestro país. Las universidades públicas parecen liderar en la implementación de TIC a los procesos de formación con un total de aproximadamente 528 carreras y cursos (354 de posgrado y 174 de grado). Siguen, luego, los institutos terciarios privados que ofrecen cerca de 478 cursos. En tercer lugar, se ubican las opciones de capacitación a cargo de la gestión privada con 185 carreras y cursos de posgrado y 112 carreras de grado (un total de 297 carreras y cursos).


Oferta educativa a distancia en la Argentina

Figura 2. Oferta educativa a distancia en la Argentina:

  1. Carreras y cursos de posgrado de universidades privadas
  2. Carreras y cursos de posgrado de universidades públicas
  3. Carreras y cursos de grado de universidades privadas
  4. Carreras y cursos de grado de universidades públicas
  5. Carreras de institutos terciarios privados


Con respecto a los temas que abordan los cursos en línea que se detallan en la página web antes mencionada, el 32% de las propuestas proporcionan una formación en algún tipo de administración, el 30% son cursos destinados a la formación y actualización en docencia, y en un menor porcentaje (entre el 8% y el 12%) encontramos cursos que abarcan temáticas tales como psicología, informática, agro y medicina.


Distribución de cursos por temática
Figura 3. Distribución de cursos por temática.


Un período de transición

La educación superior actual está atravesando, sin lugar a dudas, una interesante metamorfosis al mismo tiempo que enfrenta encrucijadas críticas. Para sobrevivir y prosperar, las universidades y colegios tienen una gran cantidad de reestructuración y reforma por delante.


En el próximo artículo exploraremos un poco más el rol de la tecnología en la educación superior y discutiremos las estrategias de e-learning para superar algunos de los desafíos que deben enfrentar las universidades en el siglo XXI.


Bibliografía

  • McKnight, S. (2006). Changing the mindset: from traditional on-campus and distance education to online teaching and learning (en español, Cambiando la mentalidad: de la educación presencial y a distancia tradicionales a la enseñanza y aprendizaje en línea). En E-learning and Digital Publishing, Capítulo 4, págs. 45-68. Springer, Holanda.
  • McNaught, C., Poon P. y Ching H. (2006). Issues in organizing and disseminating knowledge in the 21st century (en español, Cuestiones en la organización y diseminación del conocimiento en el siglo XXI). En E-learning and Digital Publishing, Capítulo 1, págs. 1-10. Springer, Holanda.


Fuentes




Etiquetas: , , ,


Nos dejaron 3 comentarios


gustavo dijo:


Hay un libro muy bueno de E-LEARNING o Educacion a Distancia (EAD), de Marisol Achirica y Gerardo Uvalle. Chequen este blog:
http://e-learningeducacionadistancia.blogspot.com/




Camilo Galeano dijo:


Muy buen articulo, la información presentada es de gran utilidad para la comunidad, se demuestra la evolución y el crecimiento de la educación virtual en el pais es interesante ver que la gran mayoría de contenidos se ven en el area de administración aunque pienso que se pueden generar nuevos contenidos para meterias que se requieran de praticas usando tecnologías multimedia y simulaciones 3D on-line esto ayudaría a crear nuevas actividades de aprendizaje que el E-learning tradicional no se puede lograr con flexibilidad.




Mayra Villar dijo:


@Gustavo. Gracias por la info!!

@Camilo. Muchas gracias por tu comentario! El e-learning en Argentina es recién un embrión, pero ya está abriendo un mundo de posibilidades infinitas. Las simulaciones, las capacitaciones basadas en escenarios, los juegos interactivos, la creación de islas en Second Life, etc, permiten experimentar con temáticas simples como “atención al cliente” hasta tareas más complejas como “manipular los instrumentos de control de un Boing 747″y crear experiencias de aprendizaje realmente significativas e innovadoras.






Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.