MENU
MENU
Mayra Villar | septiembre 8th, 2010

El ABC de la tutoría online

A. Experiencia

Si un tutor tiene experiencia en e-learning no sólo como instructor sino también como estudiante, podrá desempeñar su rol entendiendo mejor las necesidades y exigencias educativas de los estudiantes.


B. Conocimientos en diseño instruccional

Un tutor virtual debe tener expertise en la creación de contenidos de un curso en línea. Al participar desde la etapa de diseño, el tutor podrá dar instrucciones claras acerca de las tareas a realizar, el objetivo que se pretende alcanzar, los recursos que pueden consultarse para la consecución de la tarea o como síntesis del contenido, actividades de refuerzo y de evaluación, etc.


C. Habilidades comunicativas e interpersonales

Saber expresarse, saber acompañar al estudiante respondiendo sus inquietudes y estableciendo un diálogo “virtual” que pueda compensar la falta de interacción cara a cara requiere ciertas destrezas comunicacionales por parte del tutor.


D. Responsabilidad

La responsabilidad de todos los agentes involucrados en los procesos de enseñanza en línea es crucial para que el curso pueda completarse. Así como se espera que los estudiantes cumplan con las actividades, la participación en foros de debate y la compleción de un examen, el tutor virtual debe cumplir con las exigencias propias de su rol: aportar comentarios y observaciones, corregir tareas, contestar consultas en tiempo y forma.


E. Capacitación constante

En la actualidad, la educación permanente es una parte esencial en la vida de todo profesional. Esto es especialmente importante en profesiones relacionadas con la tecnología. Conocer acerca de los últimos avances en TICs aplicadas a la educación como el uso de redes sociales y el m-learning, entre otros, permite que el instructor virtual brinde una mejor capacitación.


F. Participación eficiente

El tiempo y el tipo de tutoría varían según los requerimientos de cada curso. Sin embargo, en términos generales, si se predefinen ciertos aspectos se puede mejorar la calidad de la intervención del instructor: qué porcentaje de participación tiene el tutor en el diseño del curso, cuántos estudiantes serán asignados a cada tutor, cuántas horas por semana debe trabajar el tutor y cuánto apoyo recibirá el tutor por parte de los expertos técnico.


Sísntesis

Experiencia, conocimiento, habilidades comunicativas y proactividad ayudan al instructor a darle dinamismo al curso, lo cual aumentará la motivación de los estudiantes al saber que no se encuentran solos. Adoptar este rol con responsabilidad es fundamental para guiarlos hasta que completen el curso con éxito.


Bibliografía

  • Dudeney, Gavin & Hockly, Nicky (2007). How to teach English with technology. Págs. 140-141. UK, Pearson Education Limited.

Puedes llamarnos por teléfono, escribirnos a info@evoit.com o bien utilizar el siguiente formulario para enviarnos tus consultas.

+54 351 568 00 30
Nombre
Email
Teléfono
Mensaje
Error en el envio, por favor intentalo de nuevo.
Tu mensaje fue enviado correctamente.