Entradas con la etiqueta ‘consejos’

5 consejos para aprovechar las alternativas de elearning

Si eres nuevo en el aprendizaje electrónico, aquí te damos 5 consejos para que puedas aprovechar tus recreos al máximo y te sumerjas de lleno en el mundo del e-learning:


  • Comienza por casa. Primero, averigua si el lugar donde trabajas ha implementado o planea implementar cursos de e-learning. Pide información acerca de las temáticas, a quiénes están dirigido, la duración y los procedimientos de evaluación. No te preocupes por los aspectos técnicos, en su mayoría, estos cursos ofrecen una interfaz bastante amigable e intuitiva junto con una demostración de las herramientas de navegación.
  • Conoce lo que hay afuera. Si en tu trabajo aún no existe la capacitación virtual, ¡no te desamines! Hoy, el e-elearning está en todas partes, aunque a veces no lo reconocemos. Muchas universidades del mundo suben sus clases y conferencias a YouTube. En YouTube también encuentras demostraciones breves y simples de cómo realizar ciertas tareas, resolver problemas o aprender alguna técnica específica. Puedes recorrer bibliotecas y museos de cualquier lugar del mundo, participar en foros y webinars gratuitamente y leer blogs que traten acerca de tus intereses. Si bien estas opciones no son personalizadas y no estarán organizadas secuencialmente, pueden ser útiles para explorar los beneficios de tener todo el conocimiento que necesitas con un solo clic.
  • Conviértete en comunidad. Si siempre has aprendido de la manera tradicional, tal vez los cursos virtuales te resulten un poco solitarios sin la presencia física de un instructor y de compañeros de clase. En un artículo reciente, Anna Tims, periodista de The Guardian, sugiere encontrar un grupo de colegas que compartan los mismos intereses y ganas de aprender para que te ayuden a mantener la motivación.
  • Organízate como si fuera un curso presencial. El error que cometen muchos estudiantes que se registran en cursos en línea es no dedicarle suficiente tiempo. La disponibilidad y flexibilidad de esta modalidad es, sin dudas, una de sus grandes ventajas, pero esto no significa que no demanden tiempo y constancia. Puedes apuntar en tu agenda diaria sesiones cortas de aprendizaje al comenzar la jornada laboral (que es el horario ideal) o durante el recreo del almuerzo.
  • No pierdas de vista tu objetivo. Por último, para no perder la motivación, es importante que siempre tengas claro por qué continúas capacitándote y cómo este nuevo conocimiento puede ayudarte a conseguir las posiciones a las que aspiras.


Fuente: