Mayra Villar | 3 de julio de 2012

¿Cómo desarrollar habilidades a través del «serious game»?

Una de las grandes dudas que rodea la formación en línea tiene que ver con su efectividad para el desarrollo de habilidades. Hay quienes creen que la educación virtual puede ayudar a transmitir y reforzar conceptos pero que aún no puede emular completamente las características de las clases presenciales que facilitarían la adquisición de ciertas destrezas como la mediación del instructor, la interacción personal, las oportunidades de práctica y una retroalimentación significativa.


Un texto en pantalla y un test de opción múltiple no garantizan «la oportunidad de practicar, de experimentar, de recibir feedback, de observar las consecuencias de las decisiones y de hacerlo a lo largo de un período de tiempo suficientemente extenso como para que los posibles cambios de comportamiento acaben conformando un cambio de hábitos (Jabary, 2011)».

 

En efecto, usar tecnología para desarrollar competencias en el contexto actual es necesario pero no es suficiente si sigue el modelo Leer-Clic-Responder. Por esta razón, el diseño de las actividades, su inmersión en situaciones reales y el planteamiento de desafíos intelectuales son tres aspectos que deben tenerse en cuenta a la hora de desarrollar habilidades a través de las TIC.

 

Nuevos enfoques pedagógicos buscan combinar las potencialidades de distintas herramientas para potenciar el aprendizaje atendiendo dichos aspectos y adaptándose a la era digital. A través de escenarios, estudios de casos, investigación autónoma se intenta promover el desarrollo de destrezas tales como la negociación, gestión de conflictos, identificación, análisis y resolución de problemas, etc.


Serious game
Figura 1: El «serious game» como modalidad de aprendizaje busca combinar las potencialidades del eLearning, la simulación y los video-juegos.
 

Es así como surge el «serious game» (también llamado game-learning y glearning) que combina el eLearning, la simulación y algunas de las características de los videos juegos para desarrollar habilidades. «El g-learning implica la integración de un programa de formación dentro de un videojuego en el que, además, existe un simulador que permite poner en práctica los conceptos desarrollados en el programa formativo. De esta manera, el alumno, no solo interioriza los contenidos sino que puede practicarlos y recibir feedback sobre su ejecución (Jabary, 2011)».

 

«Gracias a estos simuladores la formación online en habilidades se transforma y los alumnos no solo aprenden conceptos, sino que los practican, observan los resultados y reciben feedback personalizado sobre su ejecución (Jabary, 2011).» La manera en que se organizan y presentan los contenidos de aprendizaje ofrecen instancias de práctica significativas. Además, la simulación aporta la contextualización y la posibilidad de evaluar la consecuencia de nuestras acciones. Por su parte, la estructura en niveles, característica de los videojuegos, invita a ejecutar, mejorar y automatizar ciertos comportamientos.


Elearning, simulación y videojuegos
Figura 2: ¿Qué aportan el eLearning, la simulación y los videojuegos al «serious game»?
 

La masiva adopción de tecnologías en todos los ámbitos, la necesidad adaptarse a la era digital y estudiantes que buscan mayor interactividad con recursos y medios educativos nos llevan a experimentar y adoptar nuevos modelos de formación. El «serious game» es una interesante propuesta híbrida que busca enriquecer las experiencias formativas y desarrollar habilidades a través de la práctica contextualizada, la invitación a la acción y la evaluación de las propias decisiones.

 

Fuentes




Etiquetas: , , ,


Nos dejaron 1 comentario


EVO I.T. – ¿Cómo desarrollar habilidades a través del «serious game»? | elearning&knowledge_management | Scoop.it dijo:


[...] blog.evoit.com – Today, 9:33 AM [...]






Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.