Mayra Villar | 30 de abril de 2011

El aprendizaje organizativo como estrategia competitiva

En este artículo, seguiremos discutiendo la importancia del aprendizaje en las organizaciones. Particularmente, es un tema que me interesa bastante y también me permite ampliar un comentario de un artículo anterior.


Michael Porter, Profesor de la Harvard Business School y especialista en gestión de empresas, definió las estrategias competitivas como las “acciones ofensivas o defensivas de una empresa para crear una posición defendible dentro de una industria”. Estas acciones buscan responder a las cinco fuerzas competitivas que rodean a las empresas (nuevos competidores, competidores actuales, poder de negociación de proveedores, poder de negociación de compradores y productos sustitutos) y están orientadas a lograr un retorno de la inversión (ROI).



Una organización que aprende es una organización hábil en la creación, adquisición y transferencia de conocimiento, y en la modificación de su comportamiento para reflejar nuevo conocimiento y visiones. (Garvin, D.A., 1993. Cit. por Aramburu Goya, 2000)



Teniendo en cuenta este concepto, considero que implementar una cultura de aprendizaje organizativo es una acción estratégica que ayuda a la organización a:


  • Adaptarse a su entorno o bien, promover su transformación a fin responder satisfactoriamente tanto a las oportunidades como amenazas del entorno.
  • Crear conocimiento a partir de capacidades individuales a fin de gestionar efectivamente el conocimiento y generar nuevas competencias organizativas para la toma de decisiones y la resolución de problemas.



Las empresas que agresiva y sistemáticamente trabajn para desarrollar su capacidad de aprendizaje, y por consiguiente adaptarse y transformarse, es lo que llamamos organizaciones que aprenden. (Redding, J.C. y Catalanello, R.F., 1994. Cit. por Aramburu Goya, 2000)



¿Cuál es el rol del e-learning en la promoción de esta cultura de aprendizaje organizativo dentro de las organizaciones?

El e-learning puede jugar un papel fundamental en el crecimiento de una organización si se lo utiliza como una herramienta para la gestión del conocimiento que permita:


  • Capacitar para promover el desarrollo de la creatividad y las competencias analíticas.
  • Colaborar para facilitar el acceso a la información y la ampliación de conocimientos a través de la incorporación de la nueva información.
  • Experimentar a fin de interpretar, adecuar y aplicar la nueva información para desarrollar nuevos productos, idear nuevas estrategias, buscar nuevos mercados, etc.



Una organización que aprende aprovecha toda la capacidad intelectual, el conocimiento y la experiencia disponible para ella, con el fin de evolucionar continuamente en beneficio de todos sus grupos de interés. (Mayo, A. y Lank, E., 1994. Cit por Aramburu Goya, 2000)



En síntesis, tal como lo afirma Ikujiro Nonaka (1991) en su artículo The knowledge-creating company, “en una economía donde lo único certero es la falta de certeza, la única fuente segura para lograr una ventaja competitiva es el conocimiento”. Es que cuando los mercados cambian, la tecnología avanza, la competencia se multiplica y los productos se vuelven obsoletos de la noche a la mañana, la clave del éxito parece residir en la creación y diseminación del conocimiento en toda la organización a fin de poder utilizarlo en el desarrollo de mejores productos y servicios.


Referencias

  • ARAMBURU GOYA, N. (2000). Un Estudio del Aprendizaje Organizativo desde la Perspectiva del Cambio: Implicaciones Estratégicas y Organizativas. Tesis Doctoral.
  • NONAKA, I. (1991). The Knowledge-Creating Company (en español, La empresa creadora de conocimiento), Harvard Business Review, vol. 69, nº6, p. 96-104.
  • NONAKA, I. y TAKEUCHI, H. (1995). The Knowledge-Creating Company. Oxford University Press, Reino Unido.




Etiquetas: , , , ,




Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.